martes, 18 de agosto de 2015

Zumo de sandía, melón y pepino

Follow my blog with Bloglovin

Aunque me encantan las frutas estivales, la sandía y el melón son para mí las más refrescantes del verano. En éste que estamos pasando, con tanto calor y humedad, no he dejado de tomarlas. En especial, la sandía porque tiene menos calorías y menos azúcar para mí.

Hoy os traigo un zumo con las dos. La sandía calma la sed y tiene propiedades depurativas, mientras que el melón aporta vitaminas y minerales. El pepino es el elemento discordante en este zumo, pero es un acompañante ideal porque además de ser también muy refrescante, posee grandes propiedades anti inflamatorias. Es muy hidratante ya que posee un 90% de agua y eso facilita la eliminación de las toxinas en nuestro organismo. Tiene muchos más beneficios que no voy a enumerar, pero os los enlazo aquí, que son muy interesantes.

Un zumo muy sencillo de preparar, sano y refrescante a más no poder. Si añado que tanto la sandía, como el melón y el pepino los compré directamente a la persona que los cultiva, os aseguro que este zumo lo tomé muy a gusto y lo seguiré preparando este verano.

Una receta BBSS que añado al apartado 0 Retos BBSS que como ya sabéis, son recetas que yo publico cuando no hay Retos.

Espero que os guste.


Ingredientes (para 1 vaso grande)

- 350 g de sandía, sin piel ni pepitas
- 350 g de melón, sin piel ni pepitas
- 200 g de pepino pelado
- pepino para decorar



Preparación en TMX

– Pelar y quitar las pepitas del melón y de la sandía.

- Lavar y cortar el pepino en trozos.

- Poner todo en el vaso y programar, 2 minutos, velocidad 6.

- Verter el zumo en copas y decorar con tiras de pepino.


Preparación tradicional

– Pelar y quitar las pepitas del melón y de la sandía.

- Lavar y cortar el pepino en trozos.

- Poner todo en el vaso de una batidora o robot y triturar hasta que no quede ningún trocito.

- Verter el zumo en copas y decorar con tiras de pepino.



Links

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo que no compartes se pierde, lo que compartes se multiplica, ¿Por qué no compartir alegrías y explosiones de felicidad?

(Juan Trigo)